martes, 29 de julio de 2014

Cocodrilo Moreletii (Crocodylus moreletii)



Cocodrilo Moreletii
(Crocodylus moreletii)



Nombres comunes: Cocodrilo de pantano, cocodrilo mexicano, lagarto negro, cocodrilo de Petén (Guatemala), alligator (Belize)
Nombre en Náhuatl: acuetzpalín
Nombre en Maya: Itzam can ain
Nombre en inglés: Morelet´s crocodile, Mexican crocodile o Central american crocodile
Clase: Reptilia
Orden: Crocodylia
Familia: Crocodylidae
Género: Crocodylus
Especie: Crocodylus moreletii

Categoría de riesgo:

NOM-059-SEMARNAT-2010. Pr. Sujeta a Protección Especial (SEMARNAT, 2010)
IUCN. LC. Least Concern (Preocupación menor)  (IUCN, 2012)
CITES. Apéndice II/l. (CITES, 2010)

Descripción de la especie

Los cocodrilos tienen una historia evolutiva compleja que involucra una considerable diversificación. Desde el punto de vista del ser humano, los cocodrilos han sido objeto de interés para distintos grupos desde tiempo inmemorial. Antes de la colonia los cocodrilos eran bien conocidos por los antiguos mexicanos, ya que existen numerosos rastros al respecto. En la colonia la primera referencia plasmada en tinta sobre los cocodrilos mexicanos se debe a Francisco Ximénes (1615).
El cocodrilo moreletii (Crocodylus moreletii) o cocodrilo de pantano es una de las tres especies de cocodrilianos que se distribuyen en México: Cocodrilo moreletii (Crocodylus moreletii), Cocodrilo americano (Crocodylus acutus) y el caimán de anteojos (Caiman crocodilus). El cocodrilo moreletti se distingue de las otras dos especies por tener tamaño mediano (entre 3 a 3.5m de longitud), con un color dorsal variable que va de un verde a un pardo con manchas amarillentas, la cabeza es aplanada y ancha con un hocico corto. Sus dientes son muy agudos e implantados en alvéolos que abren en los maxilares.  
Durante el siglo XX México era considerado el principal exportador de pieles de cocodrilo a Estados Unidos, sin embargo las poblaciones de cocodrilo moreletii en México disminuyeron drásticamente debido a la cacería y el comercio no regulado de sus pieles. En consecuencia, el gobierno mexicano decidió prohibir totalmente la caza y aprovechamiento de la especie, decidiendo hasta ese entonces promover el establecimiento de criaderos intensivos con fines comerciales y de conservación. 
En los últimos años el cocodrilo moreletii ha sido una especie muy utilizada para la crianza intensiva por su facilidad de adaptación al cautiverio y en México ha sido introducido en algunas localidades fuera de su rango natural de distribución, como en los estados de Sinaloa y Colima con fines comerciales.

Importancia

Las poblaciones de cocodrilo aportan beneficios ecológicos a los ecosistemas en que habitan por las diferentes actividades de mantenimiento, control y recuperación que realizan dentro del mismo. En etapas tempranas sirven como alimento para mamíferos, aves y peces de mayor tamaño. En etapa adulta sus actividades diarias influyen en la trayectoria de las poblaciones locales de otros seres vivos, así mismo su presencia puede modificar el aspecto y la dinámica del ambiente, desde la estructura del paisaje, hasta los flujos hídricos locales, ya que los desplazamientos que realizan mantienen abiertos canales secundarios, provocando la mezcla y el flujo libre de las aguas. Las excavaciones que realizan forman charcas en ambientes con periodos de sequía.
Otro factor importante es el económico ya que es una fuente de ingresos para las comunidades locales, productores y comercializadores ya que esta especie tiene una gran demanda en la industria peletera internacional y el consumo de carne.

Distribución y Hábitat

El cocodrilo moreletii se puede encontrar en la costa del Golfo de México, desde el centro de Tamaulipas hasta la península de Yucatán. Han sido reportados en Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán. También se encuentran en Belice y en el norte de Guatemala. 
Habita en arroyos, ciénegas, lagunas dentro de bosques y selvas, en ríos de corriente lenta. Es común encontrarlos en aguas claras o en aguas turbias, con abundante vegetación.


 
Comportamiento

Mucha información sobre su reproducción y comportamiento es anecdótica, la mayoría de la información sobre esta especie es obtenida de la cría en cautiverio, sin embargo se sabe que los cocodrilos en general presentan pautas de comportamiento complejas, con interacciones sociales, jerarquías de dominancia, vocalizaciones, alimentación coordinada y cuidado maternal.
En vida libre las hembras de moreletii llegan a su madurez sexual alrededor de los 7-8 años de edad, y en cautiverio a los 4-5 años de edad.
En la anidación las hembras construyen un montículo de hojarasca, materia en descomposición y tierra con una dimensión de 1.5m de diámetro y 90cm de altura, en depositan alrededor de 32 huevos de 68mm por 45mm, los cuales son puestos al final de la temporada seca. Después de 75 a 85 días de incubación, los huevos eclosionan en el pico más alto de la temporada húmeda.

Alimentación
 
Los cocodrilos cuando son pequeños se alimentan de insectos, caracoles, crustáceos y babosas
Los cocodrilos adultos consumen mamíferos, aves, otros reptiles, anfibios y peces.

Problemática y Conservación

Las poblaciones de cocodrilianos se redujeron en gran medida en muchas áreas debido a la caza no regulada para la obtención de piel. Esta reducción se produjo principalmente en los años 1940 hasta 1970. Es por esto que en este mismo año México estableció una veda permanente y se iniciaron distintos programas de conservación y reproducción de cocodrilos en los estados de Campeche, Tabasco, Chiapas, Oaxaca y Colima.
A mediados de la década de los 80, el Gobierno Federal estimuló el establecimiento de criaderos intensivos con fines comerciales de cocodrilos en diversas regiones del país.
Así mismo la destrucción del hábitat por actividades como la agricultura y la ganadería, la camaronicultura, el desarrollo turístico, la explotación de campos petroleros y los rellenos de cuerpos de aguas para la construcción de viviendas e industrias han perturbado de una manera significativa a esta especie, afectando sus áreas de reproducción, alimentación y comportamiento.
Por todo lo anterior en el último siglo, se han desarrollado proyectos y reuniones nacionales e internacionales con el objeto de proponer medidas y acciones en favor del cocodrilo moreletii:
·         Proyecto CoPan: 2002-2004 la CONABIO financió y solicitó al Subcomité Técnico Consultivo para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de los Crocodylia en México (CROMACROM), por conducto del Instituto de Historia Natural y Ecología de Chiapas (IHNE), que realizara el estudio “Determinación del estado de las poblaciones silvestres del cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii) en México y evaluación de su estatus en la CITES” (Proyecto CoPan).

·         Evaluación global y propuesta de reclasificación de la ESA: A finales de 2004, el informe del Proyecto CoPan se revisó durante un taller de expertos y autoridades organizado por CONABIO para evaluar el estatus del cocodrilo de pantano en la Lista Roja de la UICN, en la NOM-059 y en la ESA. Con base en los datos de campo, se realizaron además, un modelo estático de estimación poblacional y un modelo dinámico para establecer tendencias de la población.

·         Estrategia Trinacional Guatemala-México-Belice: en abril de 2006 en Cuicuilco, ciudad de México, se efectuó el Taller Trinacional Guatemala-México-Belice para el Manejo y la Conservación del Cocodrilo de Pantano (Crocodylus moreletii) y la 38 Revisión del Estatus de la Tortuga Blanca (Dermatemys mawii) en los Apéndices de la CITES. A partir de este evento, se inició el desarrollo de la Estrategia Tri-nacional Belice-Guatemala-México para la Conservación y el Manejo Sostenible del cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii).

·         Propuesta de enmienda a los Apéndices de la CITES: En 2010 se realizó la transferencia de las poblaciones de México y Belice al Apéndice II, y la permanencia de la población de Guatemala en el Apéndice I, debido a que hace falta información sobre sus poblaciones silvestres.

·         Programa de monitoreo del cocodrilo de pantano México-Belice-Guatemala: la CONABIO tomó la iniciativa de coordinar el desarrollo del Programa de Monitoreo del Cocodrilo de Pantano (Crocodylus moreletii) México-Belice-Guatemala, con la participación de especialistas de México, Guatemala, Belice y del Grupo de Especialistas en Cocodrilos de la UICN. La información que se obtenga a partir de que se ponga en marcha el programa de monitoreo, permitirá tomar decisiones mejor fundamentadas sobre la conservación, manejo y el eventual aprovechamiento sustentable de la especie, a nivel local, nacional, regional e internacional.

Bibliografía 

1.       Aguilar, M. X. 2005. Crocodylus moreletii. Algunas especies de anfibios y reptiles contenidos en el Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-059-ECOL-2000. Facultad de Ciencias, Centro de Investigación en Recursos Bióticos, Universidad Autónoma del Estado de México. Bases de datos SNIBCONABIO. Proyecto W035. México. D.F.

2.       Casas. A. G. 1995. Los cocodrilos de México como recurso natural. Presente, pasado y futuro. Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México, México D.F.

3.       Cedillo, L.C; Martínez, G. J.C; Briones, E. F y Cienfuegos, R.E. 2007. Importancia del cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii) en los humedales costeros de Tamaulipas, México. CienciaUat. 21(3): 18-23.

4.       López, L. M. A; Hidalgo, M.G y Aguirre, L. G.  2011. Descripción de los nidos del cocodrilo  de pantano Crocodylus moreletii en un paisaje urbanizado en el sureste de México. Acta Zoológica Mexicana. 27(): 1-16.

5.       Platt, S. G; Sigler, L y Rainwater, T.R. 2010. Morelet´s  Crocodile (Crocodylus moreletii). Status Survey and Coservation  Action Plan. Third edition. Crocodile Specialist Group: Darwin. USA. Pp: 79-83
6.       Sánchez, H.O. G; López S. A;  García N. O. H y Benítez D. 2011. Programa de Monitoreo del Cocodrilo de Pantano (Crocodylus moreletii) México-Belice-Guatemala. México. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. México. 272 pp.

7.       SEMARNAP. 2000. Proyecto conservación, manejo  y aprovechamiento sustentable delos Crocodylia en México (COMACROM). Secretaria de Medio ambiente, Recursos Naturales y Pesca. México D.F.

8.       Zamudio, F; Bello, E. E, Erin, I. J y Lugo E.  2004. Cacería y conocimiento ecológico maya del cocodrilo del pantano (Crocodylus moreletii Bibron & Dumeril, 1951) en Quintana Roo, México. Memorias: Manejo de Fauna Silvestre en Amazonia y Latinoamérica.