lunes, 1 de septiembre de 2014

Quetzal (Pharomachrus mocinno)



Quetzal
(Pharomachrus mocinno)

Nombres comunes: Quetzal Mesoamericano, Quetzal Centroamericano, Quetzal Guatemalteco.
Nombres en inglés: Resplendent Quetzal, Resplendent Quetzal
Nombres en francés: Quetzal Resplendissant, Trogon Couroucou
Nombre en maya (yucateco): (ah) k´uk´um.
Clase:   Aves
Orden:                 Trogoniformes
Familia: Trogonidae
Género: Pharomachrus
Especie: Pharomachrus mocinno


Categoría de riesgo:
NOM-059-SEMARNAT-2010. P. Peligro de Extinción (SEMARNAT, 2010)
IUCN. NT. Near Threatened (Casi Amenazada) (IUCN, 2012)
CITES. Apéndice l. (CITES, 1975)


El Quetzal en el pasado


El Quetzal (Pharomachrus mocinno) ha sido una especie de gran admiración desde épocas prehispánicas. En Mesoamérica, el quetzal representaba símbolo de fertilidad, de la abundancia y de la vida. Para los mayas y mexicas tuvo una gran importancia en la economía, la religión, la sociedad y la cultura, ya que era apreciado por su hermosa apariencia y sus largas plumas en la cola, las cuales algunas veces eran valoradas más que el oro, por lo que los adornos, los estandartes y los atuendos confeccionados con plumas tan llamativas eran símbolo de poder y riqueza.
Quetzalcóatl la “serpiente emplumada” fue una de las principales deidades prehispánicas presente en Mesoamérica en el siglo XV. Quetzalcóatl fue un hombre de grandes conocimientos y gran gobernante de Tollán. El origen de su nombre proviene del náhuatl “Quetzal” (ave de hermoso plumaje) y “Coatl (serpiente).
Uno de los estandartes más representativos hechos con pluma de quetzal que se conservan actualmente es el “Penacho de Moctezuma”, conocido también como quetzalapanecáyotl que significa “tocado de plumas de quetzal”. Este tocado originalmente estaba hecho del centro hacia afuera con plumas azules del ave xiuh totol, tejuelos de oro con piedras preciosas, siguiendo con plumas de color rosa de tlahuquechol y plumas marrones de cuclillo y en toda la parte exterior dos capas plumas de quetzal, las cuales alcanzan los 55 cm de longitud. Actualmente el Penacho de Moctezuma se encuentra en el Museo Etnográfico de Viena en Austria quienes restauraron el penacho que estuvo guardado por más de sesenta años. En la restauración se tuvieron que sustituir las plumas de las demás aves, pero conservaron las plumas originales del quetzal.


Descripción de la especie


El quetzal forma parte de la familia Trogonidae la cual es derivada de una sola línea ancestral originaria de África, Europa y Asia, posteriormente se diversificaron hacia américa. Las especies de esta familia se consideran entre las aves llamativas del mundo debido a la iridiscencia de su plumaje, dependiendo de la luz se pueden apreciar de color rojizo, azul verde azuloso.
El quetzal macho adulto mide aproximadamente 35 cm. Presentan colores verdes intensos en la cabeza, dorso y alas, el pecho y vientre son de color rojo y las plumas de la cola específicamente las timoneras laterales son blancas. Así mismo los machos reproductivos también presentan cuatro plumas cobertoras caudales, de las cuales dos pueden alcanzar los 90 cm de largo. Su pico es de color amarillo.
Las hembras adultas carecen de cresta presentando un color verde opaco o gris con el pico de color oscuro. Presentan un color verde esmeralda un poco menos llamativo en las alas y el dorso, el pecho es de color gris y el vientre es de color rojo. Las plumas de la cola son blancas con rayas negras.
Los quetzales juveniles son de color café oscuro, carecen de cresta y las plumas timoneras son negras con manchas blancas. Pueden empezar a presentar un par de cobertoras caudales.
Distribución y Hábitat

El quetzal (Pharomachrus mocinno) habita en los bosques de niebla siempre verdes con altitudes  de 1600 a 3200m, distribuido exclusivamente en Mesoamérica desde el sureste de México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica hasta el noroeste de Panamá.
En México se distribuye principalmente en la Sierra Madre de Chiapas, casi exclusivamente en la Reserva de la Biósfera El Triunfo, una de las áreas más grandes de bosque de niebla, que mantiene poblaciones reproductivas persistentes.
Sin embargo se han confirmado en este mismo estado la presencia del quetzal en la Reserva de Biosfera Volcán Tacaná y Reserva de Biosfera La Sepultura.
En Oaxaca se ha confirmado la presencia de quetzal en la Sierra Chimalapas.
Por ser una especie migratoria altitudinal, usan diferentes tipos de hábitats con altitudes distintas. Los biomas en los que se les puede encontrar son selva de montaña, bosque de montaña y en selva sub tropical húmeda.
Comportamiento

El quetzal es una especie solitaria pero se le pude ver en pequeños grupos familiares consiguiendo alimento. Su vuelo es corto y solo se desplazan en busca de alimento ya que son muy territoriales. La distancia máxima que pueden alcanzar en un solo vuelo es 30 km.  
Reproducción
Los quetzales son monógamos. En la época reproductiva (enero – febrero) que generalmente se realiza en los bosques de niebla siempre verdes (cloud forest), los machos exhiben su plumaje  y sus giros en vuelos nupciales a las hembras.
El nido se construye de 4.5 a 27 m de altura sobre un tronco poniendo generalmente dos huevos de color azul claro con un periodo de incubación de entre 17 y 18 días. El empollamiento es de febrero-marzo y la crianza en marzo-junio, compartiendo la responsabilidad entre el macho y la hembra por igual. 
Cuando nacen los polluelos nacen ciegos y totalmente dependientes de sus padres, quienes los alimentan casi exclusivamente con insectos, a las dos semanas se le ofrece fruta y algunos vertebrados como pequeñas ranas, lagartijas y caracoles. A las tres semanas de edad los polluelos son enseñados a volar por el macho, en poco tiempo las aves pueden volar y salir del nido. Sin embargo los quetzales juveniles pueden continuar en grupo con sus progenitores.
Al término de la época de reproducción y crianza, los quetzales realizan una migración altitudinal debido al cambio de clima y a la escases de alimento hacia ecosistemas de menos altitud entre 1100 a 1400 msnm, específicamente a los bosques templados de pino y encino, bosques selvas altas de montaña, así como bosque de encino y vegetación riparia.
Alimentación
El quetzal es una especie omnívora ya que en su dieta se incluyen principalmente de 10 diferentes frutos de la especie Lauraceae como los aguacatillos silvestres, el resto de la dieta puede consistir en moras silvestres, frutos de higuerón y algunos frutos de la familia Symplocaceae. En ocasiones se alimentan de pequeños vertebrados como lagartijas, ranas y diversos invertebrados.
Amenazas y vulnerabilidad
Pérdida del hábitat: En los últimos años los bosques de niebla perennifolios de Chiapas perdieron el 78% de su cobertura, dando como resultado la pérdida 59% de sitios de reproducción del quetzal, lo que repercute en un aislamiento geográfico y genético .
Comercio ilegal: Debido a que es una especie altamente cotizada como especie de ornato se trafican ilegalmente ejemplares adultos, polluelos y huevos de quetzal

Bibliografía
1.       CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y FloraSilvestres). 2013. Apéndices. [En línea]: <http://checklist.cites.org/ >. Fecha de consulta: 25 de agosto de 2014.

2.       González, T. Y. 2001.Animales y plantas en la cosmovisión mesoamericana. CONACULTA – INAH. México Pp: 222- 223.

3.       Kappelle, M. 2006. Ecology and conservation of neotropical montane oak forest. Edit. Springer. Germany. Pp: 331- 332

4.       Palacio, P. M; Rangel, S. J.L y Moguel, V. R. 2009. Dos registros recientes del quetzal (Pharomachrus mocinno) en las Montañas del Este de Chiapas. HUITZIL. 10(2): 52-55

5.       SEMARNAT. 2010. Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, Protección ambiental-Especie nativas de México de flora y fauna silvestres-Categoría de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo.  Secretaria del medio Ambiente y Recursos Naturales. Diario Oficial de la Federación 30 de Diciembre de 2010.

6.       Solórzano, S y Oyama, K. 2002. El quetzal, una especie en peligro de extinción. CONABIO. Biodiversitas 45:1-6.

7.       Solórzano, S: García, J. M y Oyama, K. 2009. Genetic diversity an conservation of the Resplendent Quetzal Pharomachrus mocinno in Mesoamerica. Revista Mexicana de Biodiversidad. 80: 241-248.

8.       UIA. El quetzal, una maravilla ancestral. Kiwanja. 3(18):1


Sitios en internet


2.       Mitos y Leyendad http://mitosyleyendascr.com/mexico/mexico03/